Guía de venta de autos recuperados

Entradas Relacionadas: como problemas de la manguera de entrada de aire todavia funciona

Vender un vehículo con título de rescate es una buena manera de deshacerse de un automóvil chatarra mientras gana algo de dinero. Los vehículos recuperados son vehículos que las compañías de seguros consideran demasiado costosos para reemplazar o reparar, ya sea porque han sido robados, vandalizados o dañados por el mal tiempo o accidentes. A pesar de que estos autos no se pueden conducir con sus títulos de salvamento adjuntos, hay muchas formas de sacar un auto de salvamento de sus manos a cambio de dinero.

Qué implica la venta de autos recuperados y cómo funciona

Las leyes de título de salvamento varían según el estado, pero el principio general es el mismo: una vez que una compañía de seguros determina que el daño total de un automóvil excede una parte significativa de su valor, generalmente del 75 al 90 por ciento, etiqueta el vehículo como una pérdida total, y el departamento de vehículos de motor (DMV) para el estado coloca un título de salvamento en el vehículo.

No puede conducir un automóvil de salvamento a menos que obtenga un nuevo título, y adquirir un seguro para dicho vehículo es muy difícil. Incluso si logra hacerlo, es probable que las tarifas del seguro no valgan la pena. La mayoría de los concesionarios no aceptan autos de rescate como permuta, incluso después de que se haya eliminado el título de rescate. Los títulos de salvamento a veces vienen con designaciones especiales para su tipo de daño, como granizo o daños por inundación. Los automóviles también pueden recibir una designación de no reparables, lo que significa que no se pueden reparar y, en cambio, deben destruirse o venderse por piezas. Sin embargo, si su automóvil accidentado se ha reparado con éxito y si ha pasado las inspecciones de seguridad de su DMV, puede recibir un nuevo título con la marca para demostrar que aún está en condiciones de circular.

Si el automóvil fue robado y estuvo perdido durante aproximadamente un mes, la compañía de seguros puede pagar el vehículo y venderlo a un comprador de rescate, en cuyo caso el automóvil puede recibir un título de rescate. Vender un auto de rescate a una compañía de seguros es una de las formas más rápidas de ganar dinero con él, pero no la más lucrativa. Por lo general, la liquidación de la compañía de seguros es baja, por lo que la compañía puede beneficiarse de la reventa del vehículo al comprador de rescate. Como resultado, es mejor venderle directamente al consumidor final.

Los vehículos de rescate más nuevos tienden a venderse mejor que los viejos porque los componentes del tren motriz son más valiosos. Muchas personas también pagan más por autos de rescate de nicho, como Volkswagen Beetles o Porsches, ya que pueden tener un alto valor de reparación o reventa y muchas piezas raras. Por el contrario, los junkers, es decir, los automóviles que han existido durante más de unas pocas décadas, no tienen mucho valor. Una vez que haya ido a su DMV local y haya recibido un certificado de rescate para su automóvil, puede vender el vehículo a un concesionario dispuesto a comprar vehículos de rescate, o puede buscar otros compradores potenciales.

Vender a un depósito de salvamento

A los astilleros de salvamento les encanta comprar coches con título de salvamento, ya que pueden desechar estos coches en busca de piezas y triturarlos en bloques de metal para reciclarlos. Si desea vender su vehículo de salvamento a un depósito de salvamento, debe recopilar el título y el registro de su vehículo para demostrarle al comprador que su vehículo es legítimo.

Dependiendo del patio, es posible que también necesite una tasación del automóvil de Kelley Blue Book o la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles, además de una explicación detallada de los daños del automóvil. Los astilleros de salvamento U-Pull-It son una buena opción si desea vender su vehículo de salvamento sin pasar por un intermediario. Estos compradores compran autos usados ​​de personas, los vacian y desmantelan, y luego los estacionan juntos en grandes patios, donde los clientes pueden recolectar manualmente sus partes por una tarifa con descuento. Uno de los beneficios de los astilleros de salvamento U-Pull-It es que se preocupan principalmente por el peso del vehículo, por lo que no es probable que lo penalicen si tiene un automóvil más antiguo. Este método es especialmente lucrativo cuando el mercado del metal va bien. Desafortunadamente, los astilleros U-Pull-It no pagan tanto por autos raros o de lujo, ya que solo venden repuestos.

Otra opción es vender su título de salvamento a un depósito de salvamento de servicio completo. Además de drenar y desmantelar los autos con título de salvamento, los astilleros de servicio completo eliminan las partes de los vehículos. También limpian las piezas y les dan garantías. Si tiene un automóvil de rescate más nuevo o más valioso, puede ganar más vendiéndolo a un patio de rescate completo que a un patio de U-Pull-It, porque el patio de rescate completo paga más por las piezas de alto valor, que ellos, a su vez, vende a talleres de carrocería y concesionarios. Si tiene un automóvil de nicho, intente encontrar un depósito de salvamento que se especialice en dichos vehículos, ya que podría pagarle más por su vehículo que un depósito normal.

Otras formas de vender su automóvil

Si no desea vender su título de salvamento a un depósito de salvamento, existen muchas alternativas. Por ejemplo, puede encontrar un comprador de automóvil privado que esté feliz de pagarle una fracción significativa del valor del automóvil, ya sea porque puede usar las partes del automóvil o porque quiere el vehículo como un artículo de colección. Alternativamente, puede encontrar un distribuidor dispuesto a aceptar autos de salvamento como permuta, o puede llamar a un transportista o compañía de remolque para comprar el auto a bajo precio, y ellos pueden venderlo a un depósito de salvamento para obtener ganancias.

Llamar a una empresa de remolque es una buena idea si no desea transportar su vehículo de salvamento a un depósito y no puede encontrar un depósito que esté dispuesto a recoger el vehículo por usted. También puede donar su vehículo a una organización benéfica, como Make-A-Wish o Kars4Kids, para obtener una deducción de impuestos. Otra forma de sacar un auto de rescate de sus manos es llevarlo a una subasta de vehículos de rescate, donde los recicladores pueden ofertar por su vehículo. Sin embargo, para subastar su automóvil de rescate, es posible que deba pagar tarifas de subasta de $ 250 a $ 600 (a partir de 2019) y presentar algunos trámites. También es posible que deba remolcar su vehículo a la subasta, lo que puede ser costoso.

Tenga en cuenta que no tiene que vender su vehículo de salvamento completo. Siempre puede desmontar el vehículo usted mismo y vender las piezas individualmente. Este método lleva tiempo y requiere algo de experiencia, pero podría generar más dinero en general. Finalmente, puede intentar cambiar la marca de su automóvil. Este método implica arreglar el auto de salvamento para que pueda recibir un título limpio como “reconstruido” o “reacondicionado”. Para este enfoque, debe reparar el vehículo o contratar a un mecánico para que lo haga, teniendo cuidado de fotografiar el automóvil durante todo el proceso de reparación. Luego, puede entregarle al DMV sus fotos, su factura de venta del vehículo y el título de rescate de su automóvil y solicitar una inspección del vehículo. Si el DMV decide que el automóvil está en condiciones de circular después de inspeccionarlo, el inspector puede darle al vehículo una calcomanía que lo autorice como tal. Luego puede solicitar un nuevo título con el DMV. Aunque este proceso es costoso, los compradores de automóviles tienden a pagarle más por un automóvil de rescate reconstruido. Solo asegúrese de seguir las leyes específicas del estado al cambiar de marca.

Vender autos recuperados puede ser un desafío. Es posible que le resulte difícil determinar el valor real de su automóvil de rescate, ya que la mayoría de los sitios de tasación de automóviles no evalúan los títulos de rescate. Sin embargo, si elige al comprador adecuado, puede convertir su automóvil en una buena cantidad de cambio, incluso si se ha totalizado. Ofrezca el vehículo a un depósito de salvamento o venda el vehículo de otra manera, como subastarlo o desguazarlo por piezas.

Entradas Relacionadas: maserati cuando un arrendamiento de maserati tiene mas sentido que una compra de maserati

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *